Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

La Bodega de Tofolet

5 enero, 2017

5b-tofolet-160105-05

José Antonio López
“Que yo soy de lo más normal del mundo. Me he metido en esta aventura porque quiero compartir con quien lo desee, aquello que aprendí. Puede que sea poco…o mucho, pero me encanta tener una línea directa con la gente”.

Y es que, amigos, me he encontrado con un nuevo restaurante que aún no ha sido “bautizado” en la calle Vicente Sancho Tello, 19, en la zona Aragón, muy cercano a los cines Babel.

Y me llama la atención un local muy amplio…grande…diáfano…blanco…En momentos en que los espacios se optimizan hasta el punto de llegar a masificarse, esta bodega es todo lo contrario. Puedes tener una mesa junto a otra o distanciarte lo suficiente para “que nadie te conozca”. Falta hablar de los reservados…

Me llama la atención el local por lo sencillo, grande y luminoso. Me llama igualmente la atención, el servicio y la pasión por hacerlo bien.

5b-tofolet-160105-07

5b-tofolet-160105-06Estoy rodeado de vinos. Más de doscientas referencias (y es el principio, acaban de abrir) que hacen que los ojos de Lorena González brillen ante la posibilidad de ofrecer una de las cosas que más ama en su vida, los vinos. Sumiller donde las haya, comparte el lenguaje y la pasión con quien quiera hacerlo.

Es un placer. Un honor.

Se gana a pulso el que le escuchemos porque sabe de lo que habla y eso, amigos, es muy importante.

Y hablo de Lorena que se nos metió ( a Dios gracias) en la conversación e invitación de la que disfruté con Cristóbal Lisart, uno de los dueños de LA BODEGA DE TOFOLET.

A Cristóbal, en algún momento de su vida, alguien le dijo que dominaba el mundo del arroz. Ni era cocinero ni pretendía serlo, pero…cuando la familia o los amigos le pedían que hiciera de cocinero, no perdía el tiempo y se entregaba en alma y cuerpo.

Algo tuvieron que ver su tía Mila, su madre Amparo y su padre Emilio para animarle a que siguiera con los arroces.

Y eso es lo que hizo, arroces.

En Formentera, este diseñador de carrera, monta el TOFOLET dedicado, lógicamente, a los arroces. “Tenía perfectamente calculado las medidas para que nada fallara. Toda la familia se volcó en que, si me metía en el mundo del arroz, con lo complicado que es, lo hiciera como el mejor y me empeñé en trabajar hasta conseguir ser, al menos, uno de los mejores. Aprendí por narices, con la familia que éramos,; mi madre no cocinaba, hacía rancho”.

De Formentera a Valencia y el encuentro con Francisco Parejo.

Ya funciona TOFOLET en l´Eliana. Todo arroces.

“Es lo que sé hacer. Tengo tanto respeto a este mundo de la cocina que, aunque no paro de formarme y aprender de todo y de todos, he buscado formar un equipo donde nos complementemos y podamos ofrecer una gastronomía de mercado fresca y con la elaboración justa”.

Hugo Manrique, en la cocina, y Titi como “todoterreno” forman parte el equipo dispuesto a ganar las batallas culinarias que se les presente.

Lorena, otra Lorena, esta vez Mínguez, se encarga de que “la gran sala” sea acogedora y esté a la altura anímica de cualquier persona.

Estoy bien y muy a gusto. He elegido una mesa alta. Las hay de todas las variantes y tamaños. Es…distinto. La BODEGA DE TOFOLET hay que visitarla y disfrutarla. Tienen y , aquí está la diferencia, todo los vinos del mundo que se pueden comprar a precio de mercado. Si lo consumes en el local, solo te aplican una mínima cantidad por el descorche…es lo que hay. Y se pueden tomar por copas.

5b-tofolet-160105-04

La carta de la BODEGA DE TOFOLET es suficiente. No es necesario romperse la cabeza con grandes creaciones y mucho menos presentar una oferta gastronómica que te obligue a echar mano del diccionario.

Hay lo que hay y es suficiente para comer y beber bien. Puedes comer, a la carta, a partir de unos 20€ y su menú diario, no pasa de los 12.50€.

Fue el menú que tomé ese día y que estaba compuesto por croqueta de rabo de toro, tremendo el crujiente y el sabor, acompañada por Especies Nativas 2015.

Las mini hamburguesas, dos de ellas veganas, me reafirmaron en mi convicción de que, si elaboras y cuentas con un buen producto, tienes el éxito asegurado. Lo digo por aquellas personas que amamos más la carne que el cardo.

Con Perdón.

Acompañamos la obra de arte con Botania Monastrell.

A las Ocho, de esa gran bodega de Chozas Carrascal, nos permitió entrar al trapo del pulpo a la brasa con crujiente de kikos y espuma de patata.

Y nos quedó tiempo para degustar el cochinillo crujiente con chutney de calabaza. Esta vez acompañado por un Tocat de l’ala 2014.

Volveré.

LA BODEGA DE TOFOLET está en la calle Vicente Sancho Tello, 19. Su número de teléfono es el 963 54 57 22.

Sean felices con lo más sencillo…y sabroso.

Artículos en imágenes

0 comentarios en La Bodega de Tofolet

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.