Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Manos de ministro de alta gastronomía

14 julio, 2019

Cuando unos profesionales son capaces de sacarte de tu zona de confort es que sienten pasión por lo que hacen. Es lo que ha ocurrido en nuestra “penúltima” visita al Rincón de Adriana, un local en el que no hay margen para el error. Gastronomía de producto, sincera y directa al pie, porque cuando el producto manda las palabras sobran. Sepia de playa, fritura de pescado de lonja o sus arroces, dejan espacio a la creatividad en cocina con platos como el crujiente de foie o lo que el equipo de cocina haya maquinado.

Y en el caso de los hermanos Marín Sillero la cabeza tiene grabado el “Non Stop”. Juan y Luis con los platos y Demi con las tartas. Uno puede encontrarse cualquier día en el menú diario unas “Manos de Ministro” o patas de cerdo, guisadas con la receta más tradicional con ese toque picante que te transporta a la cocina de otros tiempos. Aquí la “culpa” es de Juan. Pero como funcionan permanentemente con el ensayo/error en la cabeza, no paran de dar vueltas a nuevas creaciones que poder incorporar a su carta. Y en esas estábamos un sábado del mes de julio cuando Demi, el tercero de los hermanos, se acerca a la mesa y nos comenta que fuera de carta tienen unas Manitas Deshuesadas que ha cocinado Luis y que están viendo si incorporan a la carta. Y allá que fuimos. Ese proceso de ofrecer la creación a los clientes que ya han repetido visita es mucho más importante para ellos de lo que los comensales pensamos. La opinión importa mucho. Tanto que puede marcar que el plato llegue o no a la carta.

Pues en este caso no sé lo que harán con el plato. Lo que sé es que son las Manitas de Cerdo más diferentes que he probado en mucho tiempo. Cocinadas con pimientos del piquillo, con los que después se elabora una salsa de perfecta textura para acompañar la “mano” deshuesada, dejando caer sobre ella un huevo poché y unas virutas de jamón “tostadas” al horno. Una sinfonía perfecta de sabores. Un plato con esa magia que es capaz de hacer que tus acompañantes pidan una cuchara para probarlo. Un espectáculo que tardarás en olvidar.

Artículos en imágenes

0 comentarios en Manos de ministro de alta gastronomía

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.