Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Masos: La viña recupera su sitio a los pies de la Sierra de Aitana

11 mayo, 2019

Que la montaña alicantina es uno de los reclamos turísticos más impresionantes de la Comunidad Valenciana es algo que nadie discute. Si a su belleza natural sumamos además un proyecto enoturístico de una talla excepcional, la suma es impresionante. Eso es Masos, un proyecto que aúna turismo, gastronomía, cultura y raíces para recuperar patrimonio agrícola y arquitectónico en Guadalest y Benimantell, uno de los enclaves turísticos más importantes a pocos kilómetros de la costa mediterránea.

Masos presentaba su proyecto ecológico en sociedad esta semana con el inicio de la plantación de las primeras 5,5 hectáreas de viñedo en las faldas de la sierra Aitana, en la finca de Mas de la Mona, en Guadalest, a los pies del embalse y lindado con el castillo, en un entorno único por su paisaje en el interior de la Montaña de Alicante. En esta primera fase del proyecto, según explica el promotor de Masos, Sergio Vidal, se han plantado 5,5 hectáreas de Petit Verdot, Cabernet-Sauvignon, Syrah, Monastrell y Garnacha Tintorera, bajo la coordinación y liderazgo del enólogo Antoine Medéville, fundador y director del laboratorio bordelés Oenoconseil.

Durante el acto de presentación Sergio Vidal, alma mater de Masos, explicaba la motivación que le ha llevado a promover un viñedo en el Valle de Guadalest. “Como hijo de una familia de agricultores, que llevo la agricultura en la sangre, me apetecía aportar valor a la vida y la economía de este Valle, recuperando tradiciones agrícolas que se estaban perdiendo. Cabe recordar que hasta no hace demasiados años, el cultivo de la viña era uno de los más importantes y mayoritarios de esta zona. Por eso, la ilusión por recuperar su cultivo con este proyecto en una comarca que necesita de iniciativas de este calado”.

Vidal ha confiado su proyecto a Antonie Médeville. “Uno de los vinos que más me gusta es Vega Sicilia, bodega que fue creada por un francés. Con esta mirada, y aconsejado por mi buen amigo, François Nuyts, nos pusimos en contacto con Antonie Medéville, quien antes de comprometerse a liderar este proyecto, vino a Guadalest a analizar el terreno, la climatología y su entorno. Tras este análisis, Médeville entendió que se daban las condiciones óptimas para elaborar un buen vino y así empezamos, hace más de un año, a diseñar este proyecto enológico”.

Tomó la palabra Antonie Medéville para desvelar como “acordamos con Sergio Vidal la estrategia, que no era otra que poca cantidad y mucha calidad. Apostar por un vino de alta calidad, por el respeto al medio ambiente y las tradiciones históricas de cultivo de la viña en este Valle”. Como detalle, se han mantenido todos los árboles que ocupaban la finca del Mas de la Mona, se han replantado en los márgenes de los bancales, para darle el espacio necesario al viñedo, pero manteniendo una integración del paisaje. Medéville señalaba que el viñedo irá aumentando su superficie de plantación en los años próximos, así como se está ya diseñando lo que será la bodega.

Antonie Medéville dirige el laboratorio Oenoconseil, que da empleo a 20 técnicos, asesora a más de 250 bodegas en Francia y, como dato importante, al 15% de toda la superficie de viñedos de Burdeos. Masos será la primera incursión de Antonie Medéville y Oenoconseil en España.

 

El enólogo

Nacido en Cadillac, ciudad medieval cercana a Burdeos, Antoni Medévile proviene de una familia de viticultores y farmacéuticos. En 1987, obtuvo su BTS Viticulture-Oenologie en BLANQUEFORT y, en 1990, su Diploma de Enología de la Facultad de BORDEAUX. 

Tras sus estudios, abandonó su cuna bordelesa, que tanto quiere, para seguir con formación en SANCERRE, famoso viñedo de vinos blancos de la Loire, como enólogo en la propiedad Joseph Mellot, entre los años 1988 y 1991. En 1992 contrajo matrimonio con una farmacéutica y continuó su gira de formación en Languedoc, en MEZE, como enólogo y gerente de producción en Etablissements Bessière de 1992 a 1995. 

En el año 1996, regresó a Burdeos para crear, en Medoc, el Laboratorio OENOCONSEIL de PAUILLAC en asociación con Edouard Massie y Henri Boyer (que, unos años antes habían fundado el Laboratorio de Preignac). El laboratorio de Pauillac está situado al lado del château Lafite-Rothschild, conocido en todo el mundo. 

Los tres amigos expandieron la compañía en 2007, estableciendo el Laboratorio OENOCONSEIL de BEYCHAC y CAILLAU. Los tres laboratorios unidos abarcan Sauternes, Médoc, Entre-deux-Mers y Saint-Emilion, es decir las joyas de Burdeos. 

Por último, en 2008, realizó su sueño de infancia, comprando a SAINT-YZANS de MEDOC el château FLEUR LA MOTHE, elegido “cru bourgeois”. 

Su filosofía

Antonie Médeville quiere satisfacer una creciente necesidad de calidad y proporcionar un asesoramiento personalizado, que respete la tierra y las tradiciones a una época de nuevas tecnologías y de audacia. 

Su voluntad es crear una estrecha asociación con la finca vinícola: no se contenta con consejos ocasionales limitados al único período de la vendimia, sino opta por un seguimiento regular durante todo el año. 

Este enfoque permite evaluar mejor el potencial de la tierra y ofrecer un consejo ponderado, basado en observaciones de campo y en análisis. 

Artículos en imágenes

0 comentarios en Masos: La viña recupera su sitio a los pies de la Sierra de Aitana

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.