Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Cómo ser un supercatador de vinos

Mark O’Neill

Hace casi 30 años desde que comencé a trabajar en el mundo del vino. Es un trabajo fascinante en el que disfruto con el aprendizaje diario. Aunque para muchos es un mundo ciertamente intimidante, hay que pensar que el vino es sencillamente zumo de uva fermentado. A continuación te daré unas pautas para que en poco tiempo seas un supercatador.

El gusto es algo personal y tienes que fiarte de tus sensaciones. Si hay alguien que no piensa igual que tú, es normal. Lo primero que hay que aprender es a tener un criterio propio y creer en tus primeras impresiones.

La forma más barata y efectiva de desarrollar habilidades para la cata y poder aprender a diferenciar unos vinos de otros es catar con amigos. Te aconsejo que compres vinos de diferentes zonas de España, incluso de otros países y los pruebes. Con este ejercicio aprenderás a reconocer variedades, países productores, regiones y marcas de vinos.

Atrévete, el mundo del vino es global, no local, prueba vinos del “Viejo Mundo” de España, Francia o Italia y compáralos con vinos del “Nuevo Mundo” como Australia, Argentina y Chile. Observa las diferencias. Por ejemplo, compara un Garnacha de Calatayud con su versión francesa, un Grenache del Valle del Rhône.

Verás que rápidamente te irás familiarizando con las regiones vitivinícolas más conocidas del mundo y con varietales populares como Cabernet Sauvignon, Chardonnay, Tempranillo, Merlot y Malbec, por nombrar algunos.

Cata metódicamente. Primero examina el vino con los ojos y después agita el vino para que se desprendan los aromas y trata de identificarlos. Esto requiere un poco de práctica, pero en estos dos pasos ya tendrás evaluado el 70% del vino. Para terminar, pruébalo, asegúrate de que pasas el vino por toda la boca para poder apreciar todos sus matices. Siguiendo esta rutina, en poco tiempo conseguirás entrenar tus sentidos y definir cual es el estilo de vino que más te gusta.

No tengas prejuicios, no te dejes engañar por marcas y precios. Recuerda que es imprescindible haber catado el mayor número de referencias posibles para tener un buen criterio que te dé la confianza necesaria para disfrutar de tus vinos.

¿Qué vino elijo?

Si cerca de tu casa o de tu trabajo hay una tienda de vinos, acércate y charla con el dueño o con los empleados. Normalmente estarán encantados de echarte una mano y en poco tiempo sabrán exactamente con qué vinos sorprenderte.

En los restaurantes, la mayoría de las cartas de vinos no ayudan demasiado, suelen ser largas y con poca información útil, además de tener precios generalmente altos. Por eso mi consejo es que hagas todas las preguntas que creas necesarias y dejes claro tu presupuesto. Con un poco de suerte, el camarero conocerá bien los vinos de su bodega y te podrá recomendar el vino ideal con tu plato y sin pasarse del presupuesto.

Una buena opción es usar aplicaciones en el móvil para ver qué opinan otras personas sobre un vino. Puede ser bastante útil, sobre todo cuando estás entre dos vinos y no sabes por cuál decidirte.

El mundo del vino es apasionante,  cuanto más sepas, más querrás saber. Recuerda que preguntar es una buena manera de aprender y todo buen profesional estará encantando de ayudarte para que puedas disfrutar de una buena copa de vino.

Mark O’Neill DipWSET fundador de TheWinePlace.es

180205-wset-level-2

 

0 comentarios en Cómo ser un supercatador de vinos

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.