Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Quiero agua


Blanca López Handrich

No sé vosotros, pero yo cuando llega el verano solo puedo pensar en una cosa: bañarme. A lo largo de los años he ido eligiendo destinos estivales donde hubiera posibilidad de darse un chapuzón, a ser posible sin estar atiborrado de gente. Y lo he ido logrando verano tras verano en las playas del Cantábrico, del Atlántico y por supuesto, del Mediterráneo, en lagos cristalinos en Austria y en los Pirineos, en ríos y estanques en Francia y Alemania, y en un congelado cañón de aguas cristalinas en Eslovenia. Y ahora que lo pienso, me doy cuenta de que no concibo un verano sin agua.

Pues mi post de este mes va de eso, de agua y baños tranquilos, que además están mucho más cerca de lo que imagináis. Para ello he hecho una selección de las mejores piscinas de interior que encontraréis en los alojamientos del club de producto Temps.

Sin necesidad de salir de la provincia de Valencia, podéis descubrir el complejo agroturístico “LaGranja San Miguel”, una casa tradicional de pueblo con una antigua granja totalmente remodelada para acogerte a los pies de la sierra de Benicadell. La nieta de los propietarios, Jesu, te recibirá siempre con una sonrisa y una sencilla pero deliciosa propuesta gastronómica, que podrás acompañar con la frescura de su piscina y la tranquilidad de su spa y su solarium. No te pierdas el calendario de propuestas ecuestres, infantiles y de bienestar que ofrece cada mes y llévate a casa alguno de los productos de su tienda ecológica.

Un poco más al sur, en el precioso pueblo de Bocairent, os espera l’Estació, un hotel con encanto situado en una antigua estación de ferrocarril, uno de esos lugares donde te ofrecen albornoz y zapatillas para sentirte como un marqués en medio de su finca campestre. Y para las mañanas de verano, una deliciosa piscina rodeada de palmeras y enredaderas mientras esperas a que el calor remita para recorrer las escarpadas calles de la localidad, hacer senderismo o sobrevolar en globo la sierra Mariola.

Mirando al infinito

Sí, la moda de las piscinas infinitas también ha llegado al interior. La primera vez que vi la de Mar de Fulles fue en el Instagram de una conocida y pensé que estaba perdida en un paradisíaco monte en las Baleares, o en la costa Brava, o más lejos tal vez. Pero resulta que estaba mucho más cerca, en Alfondeguilla, Castellón, en el complejo Mar de Fulles, que incluye hotel y restaurante. El lugar cuenta con un encanto especial que le aporta su construcción y concepción basada en la bioclimática, el comercio justo y el respeto y cuidado de la naturaleza, y que te permite vivir una experiencia de turismo rural con el mínimo impacto medioambiental. Por eso su piscina, además de ser muy instagrameable, está perfectamente integrada con el entorno, tanto que te dará la impresión de que siempre estuvo allí.

Shhh, adultos descansando

Donde se une la costa y el interior, donde se producen vinos dulces que se han hecho mundialmente famosos, en un entorno puramente mediterráneo a pocos kilómetros del mar, allí te espera Castell de la Solana, un hotel solo para adultos situado a los pies de la montaña en una finca de olivos en la Vall de Pop. El hotel cuenta con siete románticas habitaciones solo para adultos y una piscina que es toda una tentación, en la que solo escucharás el chapoteo.

Baño con vistas

Darse un chapuzón con vistas a los parques naturales de Mariola y la Font Roja es un sueño que podrás hacer realidad en dos de los alojamientos Temps: Masía la Mota y la Casa Bons Aires. La piscina de este último, un alojamiento solo para adultos en Alcoy, será además el escenario perfecto para un desayuno al sol o una cena romántica bajo las estrellas.

En Masía la Mota encontrarás un exquisito hotel rural ubicado en una casona de campo totalmente restaurada y situada en pleno parque natural de la Font Roja. Cánsate de recorrer una y mil veces la montaña alcoayana, de descubrir las tradiciones, fiestas y gastronomías de esta región alicantina y, si vas este verano, regálate un baño refrescante con vistas a la naturaleza.

Elbert Hubbart dijo que nadie necesita más unas vacaciones que el que acaba de tenerlas, y con estos planes piscineros te aseguro que volver al trabajo va a ser misión imposible.

2 comentarios en Quiero agua

Indira Amaya el 16 julio, 2018 a las 7:07 pm:

Fantástcas propuestas para estos días de verano. Necesitamos días de relax para cargar las pilas.

Yolanda el 16 julio, 2018 a las 9:04 pm:

Me ha encantado. Tomo nota.

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.