Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies Acepto No acepto

170925-bmw-engasa

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Bodegas Laposa: “Queremos convertir la zona (Serranía de Cuenca) en el Burdeos español”

Mª Carmen González

LAPOSA es una joven bodega enclavada en plena Serranía de Cuenca, con viñedos de alta montaña situados a más de 1300 metros de altitud. Pilar de Benito y José Carlos Serrano se han embarcado en la tarea de producir vinos en una zona de climatología difícil, con mucha tierra abandonada y donde la despoblación es un hecho. Con su proyecto quieren dotar de vida y riqueza el lugar y convertirlo en el Burdeos español.

“Creemos estar escribiendo una página de la historia vitivinícola de España por la valentía del cultivo de viñedo a esta altitud, a la vez que ayudamos al desarrollo de zonas claramente en despoblación. Nuestro objetivo es el de convertir la zona en el Burdeos español”, nos cuentan Pilar y José Carlos, quienes afirman que ya hay agricultores y lugareños de la zona interesados en “recuperar terrenos y dedicarlos al cultivo del viñedo”.

En LAPOSA creen en el proyecto. Los “estupendos” resultados de sus vinos de altura animan a otros agricultores de la zona a plantar vid. Desde LAPOSA les ofrecen sus conocimientos y experiencia a la hora de plantar, para luego comprarles la uva, y su asesoramiento en el que caso de que en un futuro quieran montar su propia bodega.

Un entorno natural “maravilloso” y “aún por descubrir”, el del Parque Natural de la Serranía de Cuenca, es otra de las bazas de la zona para convertirse en un importante foco enoturístico. De hecho, en la bodega ya realizan visitas guiadas y están preparando otras actividades como rutas, degustaciones y posibilidades de alojamiento con diversos establecimientos de  la zona. (Reservas: 678 87 97 66/ 666 41 73 77).

“El enoturismo es uno de los motores que va a impulsar esta zona de la sierra, con lo que tiene una gran importancia para nosotros y un gran futuro del que queremos formar parte. Sería imposible separar este proyecto de LAPOSA del enoturismo porque sería como despreciar este entorno natural maravilloso”, explica al respecto Pilar de Benito, propietaria de la bodega.

LAPOSA lleva en funcionamiento poco más de un año, si bien su historia se remonta a hace más de una década, cuando Pilar y su marido José Carlos Serrano Sánchez-Cruzado, enólogo de profesión, quisieron aprovechar unos terrenos de los que disponían en el término de la Huerta del Marquesado para que el monte no los engullera.

Desde ese momento comenzaron a elegir los mejores parajes para el cultivo de la viña y a estudiar qué variedades eran las que se podrían adaptar mejor a un terreno situado entre los 1300 y los 1435 metros de altitud. Tarea nada fácil, ya que en la zona nunca había habido viñas.

Tienen plantadas –”por el momento”– dos hectáreas, “dada la gran dificultad de juntar las parcelas, ya que no hay concentración parcelaria y aquí casi todo el terreno es sierra, con poca extensión de labor”, nos explica Pilar. En cuanto a las variedades, trabajan con tempranillo, syrah, pinot noir y cabernet sauvignon.

Actualmente tienen el mercado tres vinos: Salice blanco, Salice tinto joven y Salice crianza, si bien tienen nuevos proyectos en mente. Así, el próximo año tienen previsto sacar ‘Prado Cavero‘, “que es el nombre del paraje donde está plantada una de las viñas”, y posteriormente un vino que llevará por nombre P 1300, reservado al pinot noir que tienen plantado a esa altitud, 1300 metros.

Son vinos muy especiales, “con un potencial aromático más elevado” y una concentración de color también más pronunciada, debido a la exposición “tan elevada y directa de los rayos de sol a esa altura”, con “muy buena acidez” y PH bajos, explican.

“Los sabores son diferentes, sobresaliendo las frutas silvestres, como la mora y la frambuesa, demostrando su carácter de altura y fortaleza como la propia tierra agreste donde se cría junto a los pinos, nogueras y enebros. Naturaleza dura, pero con la frescura que dan sus temperaturas equilibradas en el tiempo de maduración”, comentan Pilar y José Carlos.

El terreno del que nacen estos vinos es virgen y “muy cambiante” en una misma parcela, con zonas más pedregosas, otras con tierra…, “y eso hace que se tengan diferentes matices que configuran una riqueza más al producto, como la mineralidad, el ph y  la acidez”. La altitud hace que la incidencia de los rayos del sol sea mayor, y que las temperaturas “sean diferentes entre el día y la noche”, con lo que se produce una maduración lenta y se “adquiere una alta concentración del potencial aromático, así como de polifenoles y antocianos que conllevarán  un buen envejecimiento en barrica”.

Son vinos que siguen procesos naturales. “La filosofía y el sentimiento son ecológicos, ya que se trabaja casi como ecológicos pero con una sola diferencia, y es que los tratamientos en el viñedo en la lucha contra el mildiu y el oídio se hace con productos convencionales, pero con unos plazos de seguridad muy largos para que no llegue a la fruta”. “No quedan rastros del producto”, incide el enólogo.

La de Laposa es una filosofía de vida en la que “los protagonistas, la tierra, el entorno, las personas, la bodega, se unen en la formación de algo único y especial en el intento de disfrutar de la vida plenamente, sin estrés, sin prisas, al igual que se forma un buen vino”.

¿Qué diferencia a LAPOSA de otras bodegas? Lo tienen claro. “Su situación privilegiada en un Parque Natural en plena Serranía de Cuenca, idóneo para el turismo y enoturismo, y ser pionera en la región y posiblemente en el continente europeo, en el cultivo del viñedo a esta altitud y como consecuencia de esto, la obtención de un producto único y exclusivo”, concluyen.

Artículos en imágenes

Un comentario en Bodegas Laposa: “Queremos convertir la zona (Serranía de Cuenca) en el Burdeos español”

Jesús el 6 diciembre, 2017 a las 7:30 pm:

Felicidades a Pilar y José Carlos por el proyecto tan bonito qu han emprendido y están desarrollando.
El resultado, su vino, es una maravilla.

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido