Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Bodegas Real, una parada obligada en Valdepeñas

9 abril, 2016

bodegagrande

Jaime Nicolau

La primavera abre la veda del turismo del vino. El sol y el florecer de la viña se convierten en una seductora combinación que lanza a los winelovers camino de las bodegas repartidas por toda la geografía nacional. El toque final lo pone la gastronomía. Una de las experiencias más sorprendentes se encuentra en los Campos de Montiel, o lo que es lo mismo, entre Sierra Morena y la Sierra de Alcaraz, en la provincia de Ciudad Real. Más concretamente estamos en Valdepeñas, cuna de vino y con una notable DOP protegida con bodegas de grandes tintos y excelentes blancos, especialmente los elaborados con la variedad Airén.

viñedoNos detenemos en Bodegas Real. Su Finca Marisánchez está situada en el pequeño valle que conforma el río Jabalón, afluente del Guadiana. La altitud media de la finca es de 700 metros sobre el nivel del mar. Los Campos de Montiel, desde la Sierra Morena hasta la Sierra de Alcaraz, se caracterizan por su tierra dura, llana, noble, como el carácter de sus gentes. Tierra de blancos inviernos y veranos sofocantes, de vientos racheados, de lluvias torrenciales y sequías pertinaces. Allí habita el conejo, la liebre, la perdiz, la torcaz o el zorzal. No demasiado lejos, jabalíes, corzos y ciervos. Todos encuentran su alimento entre los campos de cereal y de olivo, al pie de las encinas y los chaparros y junto a los romeros, tomillos y retamas, se cobijan y pretegen.

Hoy nos ocupa el vino desde su faceta de experiencia para los sentidos. Es el turismo de moda y Bodegas Real es un ejemplo que aglutina todo por varios motivos: porque cuenta con unas instalaciones espectaculares en un encantador enclave; porque posee un precioso viñedo que le permite dibujar un cuadro diferente en cada estación del año; porque a todo esto se añade una cuidada oferta enoturísticas y, finalmente, porque el restaurante El Umbráculo permite disfrutar de sus excelentes vinos acompañados de una gastronomía autóctona exquisita. molino

Experiencia sensorial en toda la extensión de la expresión. Es lo que busca el turista del vino. Es lo que están ofreciendo ya un notable grupo de bodegas en toda España. Porque si el vino es un pilar notable en nuestra economía, el Enoturismo lo debe ser en pocos años.

Rincones para perderse

Por si el visitante no tuviera bastante, proponemos algunas visitas más que recomendables en la zona. El espectáculo de las Tablas de Daimiel en dirección Oeste, parada obligada de las aves migratorias. También podemos desplazarnos hacia el Sur, por la autovía de Andalucía y en Almuradiel tomar dirección a Viso del Marqués. Son 38 km de viaje. Allí encontramos el espectacular Palacio de Don Álvaro de Bazán, sede del Archivo Nacional de la Marina. Sí, en pleno corazón de La Mancha. A pocos kilómetros, la Encomienda de Mudela, y sus cuatro pueblos de colonización: Bazán, Villalba, Los Mirones y Umbría. Cultura, calma y la nobleza de sus gentes les embriagarán. Si sus rincones hablaran, podrían contarnos gran parte de la historia de España. Si quieren quedarse a dormir prueben en La Almazara del Marqués.

interior

Del queso a la caza

Si la estancia es más prolongada y quieren probar otros lugares, aquí va alguno. Y es que la gastronomía de la comarca, hasta llegar a Despeñaperros no tiene desperdicio. Empezando por el queso, que salido de queserías como Puerta de Almuradiel, te lleva a sabores de antaño, de siempre. Cualquiera de los curados, en aceite o no, con un Vega Ibor Garnacha Tintorera, rosado de Merlot o el blanco de Viura es un momento para el recuerdo. El tiznao, las gachas o el asadillo o los platos de caza en La Fonda de Alberto, en Valdepeñas, bien irían con un Vega Ibor Barrica o incluso un Finca Marisánchez Roble.

Bocados, recuerdos y tragos imborrables.

 

 

 

 

Artículos en imágenes

0 comentarios en Bodegas Real, una parada obligada en Valdepeñas

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.