Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

“Las mujeres pisamos fuerte en el mundo del vino”

8 marzo, 2019

 

Jaime Nicolau
En un día como hoy queríamos mostrar a una de las mujeres que está pisando fuerte en el sector del vino valenciano. Un mundo todavía muy masculino pero en el que cada vez más se hace escuchar la voz de ellas. Mari Paz Quílez es la enóloga de Bodegas Vegamar, una de las firmas más destacadas de la DOP Valencia, y la mano derecha del director técnico de la firma, Pablo Ossorio. Natural de Villar del Arzobispo, tierra de vinos, su familia ha estado tradicionalmente vinculada al viñedo y el sector bodeguero, con lo que tarde o temprano su “amor” por este apasionante mundo tenía que llegar.

5barricas.- ¿Quién es Mari Paz Quílez?

Mari Paz Quílez.- Pues una mujer de Villar del Arzobispo que se licenció en Químicas por la Universidad Politécnica de Valencia. Empiezo a trabajar en Vegamar a nivel analítico. Pero una vez en Vegamar me pica definitivamente el mundo del vino y decido estudiar enología, licenciándome también en Enología en la Universidad Politécnica. El vino me enamoró para siempre.

5b.- ¿Cuándo llegas a Vegamar?

M. P. Q. –En el año 2004. La bodega y yo hemos crecido de manera conjunta. Ahora soy la responsable enológica, pero también de producción, de calidad…

5b.- ¿Y cada vez con un papel más protagonista?

M. P. Q.- Es un mundo de hombres pero cada vez las mujeres pisamos más fuerte. Yo siempre he tenido apoyo. Tanto mis jefes como mis compañeros. Todos los socios de la bodega me apoyaron y con la llegada de Pablo mi trabajo ha sido muy respetado y lo sigue siendo. Entre todos hemos hecho esto grande.

5b.- ¿Sois muchas mujeres en el equipo?

M. P. Q.- Pues la verdad es que sí. Tenemos una mujer como bodeguera, pero también hay mucha presencia femenina en el equipo de marketing o en el de exportación, por ejemplo. Vegamar apoya a las mujeres siempre. Pero no sólo mujeres. El equipo que estamos en el día a día en bodega es muy importante. Tanto los que están en el campo como los que estamos más a la vista. Y siempre rodeados de gente buena.

5b.- ¿Y cómo ves la revolución de la bodega?

M. P. Q.- Pues la verdad es que ahora somos completamente diferentes a nuestros inicios. Buscábamos vinos con mucha madera y crianzas largas. Ahora, sin renunciar a ello, la entrada de Pablo y la incorporación de las nuevas generaciones de los propietarios nos han hecho dar un viraje importante. Tanto, que hemos pasado de 200.000 a 650.000 botellas en cuatro años. Seguimos con los crianzas, pero la gama de los jóvenes varietales con la intención de llegar a nuevos públicos nos está abriendo mucho las opciones de crecimiento y en el mercado.

5b.- Dentro de esas novedades, ¿qué aportan sagas como la Huella o Ancestral?

M. P. Q.- Hacen que crezcamos a nivel técnico al mismo ritmo que en volumen, pero también en i+D+i, pues Vegamar dispone de tecnología puntera. La gama de jóvenes con las Huellas de Vegamar, nos permite abrazar las variedades autóctonas como la Merseguera, Moscatel o Garnacha, y otras que funcionan muy bien por nuestro clima. Estamos rodeados de montaña y estamos protegidos y en altura, pero con vientos mediterráneos, lo que nos da muchas facilidades para trabajar, y no tenemos viñedo en 35 kilómetros a la redonda. Ofrecemos una enorme singularidad.  Por ejemplo con nuestro Rosado de Merlot trabajamos con un mimo notable y es un producto especial tanto en color como en sabores y aromas. Por su parte, el Ancestral llega porque el mercado demanda este tipo de producto para llegar a un público más joven y está funcionando sensacional desde su llegada. Es muy especial.

5b.- ¿Si miras al futuro qué ves para Vegamar y para Mari Paz Quílez?

M. P. Q.- Pues Vegamar está en pleno apogeo pero nos queda mucho por hacer. Y a Mari Paz la veo aquí, creciendo al lado de Vegamar.

5b.- ¿Pesáis las mujeres lo suficiente en el mundo del vino?

M. P. Q.- Cada vez pisamos más fuerte. Cada vez hay más mujeres en cargos de responsabilidad. De hecho en mi promoción de enología había más mujeres que hombres.

180709-dovalencia-megabanner

 

 

 

 

 

Artículos en imágenes

0 comentarios en “Las mujeres pisamos fuerte en el mundo del vino”

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.