Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies Acepto No acepto

170925-bmw-engasa

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Manuela Romeralo, la sumiller perfecta

Carol Gherardi (Slide Fotografía)

Que el mundo del vino sigue siendo mayoritariamente masculino es algo que nunca le preocupó. Manchega de nacimiento, Manuela Romeralo conoció el mundo de la hostelería para costearse sus estudios de psicología. Lo que en principio debía ser algo pasajero pasó a tener pronto un papel protagonista en su vida.

Se enamoró de la sala y de todo lo que ella conlleva. Formó su olfato como pocos profesionales de sala y ha ido pasando por los mejores restaurantes de la Comunidad Valenciana hasta acabar siendo uno de los pilares en los que descarga su vorágine diaria el chef Quique Dacosta.

Experta en vinos, burbujas, jereces, cervezas, destilados y campeona del mundo en cata de habanos, Manuela Romeralo imparte su experiencia y su formación con las actuales promociones de sumilleres todo lo que su agenda le permite y con una generosidad infinita. No se guarda nada.

Mirándola en la sala, parece rescatar también todo lo que le cautivó de la psicología. Dándole alguna pista y con su capacidad de análisis, es capaz de guiar al cliente para que desconecte absolutamente de todo y ponga todos sus sentidos a disfrutar de la experiencia gastronómica que va a vivir.

En lo personal es una mujer amable, muy sincera y muy rigurosa. Si un bodeguero la llama para que pruebe uno de sus vinos, le advierte antes que le dirá lo que le parece sin tapujos. Para bien o para mal. Aquí una amiga… pero sincera al cien por cien. Precisamente por esto, participa en los nacimientos de grandes vinos pues los enólogos más prestigiosos recurren a ella cuando tienen un nuevo proyecto entre manos. Lleva una agenda tremendamente apretada pero eso no quita para que se deje “liar” cada vez que se lo pedimos si lo que le proponemos le parece interesante. Una vez sentados con ella, el tiempo se para, las agendas se cierran y las alarmas del móvil se congelan por iniciativa propia.

Nadie le ha regalado nada y es un ejemplo para todos los jóvenes sumilleres que intentan abrirse paso en las salas a los que recomienda siempre formación, formación y formación. Sin duda, un privilegio tener a una mujer como Manuela Romeralo en la Comunidad Valenciana.

Artículos en imágenes

0 comentarios en Manuela Romeralo, la sumiller perfecta

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido