Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Pasiego, artesanía pura

16 junio, 2016

5b_pasiego_160616

Jaime Nicolau
Que el vino tiene mucho de tradición es algo que nadie duda. Que en ocasiones roza lo artesanal empapándose de muchas dosis de sentimiento tampoco. Aunque quizás esto último vaya siendo cada vez más difícil de encontrar, pues los proyectos bodegueros consolidados necesariamente se alejan un poco de esa línea, en cuanto su producción se multiplica.

Por eso se agradece de vez en cuando asistir a presentaciones de firmas como Pasiego, que no ha perdido ni un ápice de esa parte artesanal del mundo del vino. De hecho, puede decirse que es una bodega en la que todos los vinos se realizan de este modo. Los vinos y el resto de trabajos que se llevan a cabo en viñedo y bodega a lo largo del año.

Y a ese sentimiento hay que ponerle rostro, en este caso el de José Salón, que esta semana reunía a la prensa especializada y bloggers para presentar las nuevas añadas de La Suertes y Pasiego Bobal. El acto contó con todo el encanto que siempre transmite este bodeguero y su proyecto, apoyados también en El Cantó, un local hostelero en la ciudad de Valencia que bien podría ser un rinconcito de la firma de Sinarcas en la capital.

Además, cuando un bodeguero y su proyecto andan por la vida sin escudos y hablando con franqueza, puedes esperar una cata vertical de todos sus vinos de autor sin corsés. Así, después de la presentación oficial de Pasiego La Suertes 2015 y Pasiego Bobal 2012, comenzaron a desfilar sin miedo botellas del Pasiego de Autor 2003, el Reserva 2004, Pasiego de Autor 2005 y, finalmente, Pasiego de Autor 2009. Espectacular el atrevimiento, solvente el resultado y mucho nivel de catadores en la platea, con un nivel de servicio formidable por parte del equipo de El Cantó.

Hay veces en que la velocidad a la que vivimos no permite ejercicios como el vivido con Pasiego, que son realmente los que te reafirman en la pasión por el vino, porque cuando las cosas se hacen con cariño por el terroir, por el viñedo, por la uva y por la elaboración, el resultado debe estar muy cerca del excelente, como es el caso.

 

Artículos en imágenes

0 comentarios en Pasiego, artesanía pura

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.