Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Fuenterrobles: Turismo de experiencias a los pies de La Bicuerca

17 septiembre, 2019

Texto: Jaime Nicolau / Foto y Video Vicent Escrivá

El tiempo se para a los pies de la Sierra de La Bicuerca. El agua de la fuente que da la mitad del nombre a la localidad rompe el silencio. A su lado el antiguo lavadero, cuyas turbias aguas denotan todavía actividad. Una lugareña sale de él con la colada apoyada en la cadera. Éste se nutría de las aguas de esa fuente, en sus orígenes nacimientos naturales que abastecían una villa rural próxima en tiempos de los romanos. La otra mitad del nombre la dieron los robles que crecían a sus alrededores. Llegamos a Fuenterrobles con nuestras Rutas Subaru, en las que recorremos los municipios que conforman la Denominación de Origen Utiel-Requena. Esta vez a los mandos del XV híbrido de la concesión Subaru Valencia, pues visitaremos el espectacular viñedo ecológico de Noemí Arroyo del que salen los vinos que elabora en Noemi Wines.

Se respira diferente. La tranquilidad se contagia. Hemos quedado con Adrián Álvarez, alcalde de la localidad. Nos confirma lo que hemos percibido desde que llegamos. Fuenterrobles es un pueblo cargado de experiencias. Un lugar en el que se pueden hacer tantas cosas, que no es fácil contarlas. Adrián es un soplo de aire fresco. A sus 25 años presume de que como él, colegas de su quinta o cercanas están volviendo a su pueblo. De hecho el censo no les ha bajado desde hace unos años. Siguen manteniendo algo menos de 700 habitantes, más del doble en verano. Ya es un logro en estos tiempos que corren. Junto a él, Noemí Arroyo. Fuenterrobleña de pro y responsable de Noemi Wines, una firma que ha revolucionado el mercado desde su llegada con una visión muy particular que busca calidades excepcionales desde el máximo respeto a la viña, llevando el fruto hasta la maduración extrema en algunos casos.

Con ellos marchamos del lavadero y la fuente a la colección Museográfica Vida Rural, de tipo etnográfico, que reúne piezas de lo que ha sido la vida rural en el municipio, iniciativa de un vecino de la localidad, que decidió reunir estas piezas del resto de fuenterrobleños y que hace unos años fue adquirida por el Ayuntamiento. Una visita preciosa en la que de un vistazo se llega a ‘tocar’ la vida de nuestros antepasados.

Desde ahí, a la Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol construida a mediados del siglo XVIII, de estilo neoclásico y la Fuente Enrique Pedrón, en la plaza de la localidad. Bajamos hasta los Chopos del Regajo para comprobar la importancia de los árboles en Fuenterrobles. El municipio cuenta con una Ruta de Árboles Monumentales y Singulares. Este catálogo se ha ido ampliando incluyendo más de treinta especies, entre las que cabe destacar, además de la Arbolada Monumental de los Chopos del Regajo, las Carrascas del Empalme y las Carrascas de la Carretera de Madrid. Se trata de una Ruta de Árboles de Interés Local adecuadamente señalizada y con descripción de cada uno de los ejemplares, en la que podemos encontrar especies variadas como pinos, carrascas, sabinas, robles, tilos, nogal, almendros y chopos.

Tomamos rumbo a la Bicuerca para visitar La Torre del Telégrafo. La primera línea de telegrafía óptica que funcionó en España fue obra de Agustín de Bethencourt y Fuenterrobles fue una de las ubicaciones elegidas, siendo esta edificación Bien de Interés Cultural. Es una de las bellas rutas de senderismo que ofrece este pueblo.

Pero el XV híbrido de Subaru nos lleva a un destino en el que es feliz. Un coche ecológico paseando por un viñedo ecológico. Seguimos disfrutando del patrimonio paisajístico de Fuenterrobles ahora con Noemí Arroyo, décimocuarta generación de una familia de viticultores que hace unos años decidió emprender un proyecto bodeguero singular, Noemi Wines, después de 25 años de profesión precedidos de sus estudios de enología y agrónomos. Presume de Fuenterrobles allá por donde anda con sus vinos. Sabe del enorme patrimonio de cada elemento del paisaje y lucha por salvaguardarlo tal y como ella hace con su finca Los Monteros, a escasos kilómetros del pueblo.

Nos adentramos en el auténtico corazón de su proyecto, cuatro hectáreas mimadas como un jardín, que le sirven para elaborar unos vinos que se han ganado el reconocimiento de la crítica más exigente a nivel internacional. Innato es su enseña, un tinto elaborado con bobales centenarios y un toque de petit verdot que sorprende. Por encima de él Exuperio. Si tienen ocasión dense el capricho, y a su lado Innato blanco. Elabora también su propio aceite de oliva.

Se nos ha ido el tiempo. Es lo que suele ocurrir cuando éste parece detenerse. Pero si quieren completar la experiencia no duden en visitar Casa Genaro. Comerán como los ángeles y cerrarán el círculo de lo que supone visitar Fuenterrobles: turismo de experiencia a los pies de La Bicuerca.

190910-subaru

Artículos en imágenes

0 comentarios en Fuenterrobles: Turismo de experiencias a los pies de La Bicuerca

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.