Se advierte al usuario del uso de cookies propias y de terceros de personalización y de análisis al navegar por esta página web para mejorar nuestros servicios y recopilar información estrictamente estadística de la navegación en nuestro sitio web. Política de cookies · Acepto · No acepto

Déjate seducir por el mundo del vino

Menú

Bushmills

La destilería más antigua del mundo

27 agosto, 2019

Bushmills Distillery

Bushmills Distillery

Mª Carmen González

¿Whisky o whiskey? En Escocia e Inglaterra utilizan la primera forma; los irlandenses le añaden una ‘e’ que, según dicen, es de ‘excellent‘. Excelente o no -dependerá de gustos-, en Irlanda del Norte sí pueden presumir de tener la destilería de whiskey más antigua del mundo: Bushmills.

Y es que esta bonita destilería, reconocible por sus ‘kilns’, chimeneas en forma de pagoda que servían para secar la cebada germinada, tiene más de 400 años de historia. Fue en 1608 cuando el rey James I otorgó licencia para destilar alcohol al gobernador de Antrim, si bien desde el siglo XVII hay referencias al ‘agua de vida de Bushmills’. En 1784 fue registrada con el nombre de Old Bushmills Distillery y se creó la marca que ha llegado hasta nuestros días.

Bushmills se encuentra en la localidad del mismo nombre, en la costa de Antrim, a una hora aproximadamente de la capital Belfast, y muy cerquita de todo un monumento natural como es la Calzada del Gigante, un conjunto de 40.000 columnas de basalto reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

La destilería organiza visitas guiadas (entrada general 9 libras, unos 10 €) en las que puede conocerse todo el proceso de elaboración del whiskey, una bebida que, además de la ‘e’ final, se diferencia de la escocesa en que es más dulce y suave y carece del sabor ahumado típico del Scotch, pues prescinde de los hornos de leña de turba. Además, mientras en Escocia se destila normalmente dos veces, el whiskey irlandés se elabora con un triple destilado.

Durante el ‘tour’ se visitan salas como la de remojo, donde se mezcla la malta con el agua del río Bush, las áreas de fermentación, los alambiques de cobre (Pot Stills), y el almacén donde el whiskye reposa en barricas de roble americano que previamente han contenido Jerez u Oporto, lo que proporciona un sabor extra.

Si no se quiere hacer la visita guiada también es posible entrar en las instalaciones y comer en su restaurante -platos como salmón al horno, pollo o salchichas de cerdo y Guiness-, tomar una copa en su bar, en el que hay hay un brillante alambique, o llevarse algún recuerdo de su tienda.

Bushmills -suave, perfumado y dulce-, es un whiskey con mucha historia, que ha aparecido en series, películas, canciones y novelas e incluso en billetes. Así, en 2008, para celebrar su 400 aniversario, el Banco de Irlanda decidió decorar sus nuevos billetes con una imagen de la destilería. Este whiskey sedujo al mismísimo James Joyce, que no duda en nombrarlo en su Ulysses. Además, es la bebida favorita del teniente de policía interpretado por Burt Reynolds en la película ‘Destino Fatal’, o el whiskey que pide Paul Newman en la película Veredicto Final.

La destilería elabora diferentes tipos de whiskey, como Bushmills Original; Bushmills Black, con una proporción de malta más elevada; Bushmills single malt de 10, 12, 16 y 21 años; Bushmills 1608, edición especial por el 400 aniversario de la marca; Bushmill Red Bush, con una mezcla de maltas y notas de vainilla y caramelo, y Bushmills Sherry Cask single malt.

Comer en Belfast: no solo fish and chips

A aproximadamente una hora de Bushmills se encuentra la ciudad de Belfast, la capital de Irlanda del Norte, un buen lugar para disfrutar de la gastronomía de la zona. Aunque no tenga la cocina más reputada, lo cierto es que en Belfast se puede comer muy bien y que posee un número importante de buenos restaurantes, entre ellos algunos con Estrella Michelin, como OX y Eipic.

Para bolsillos más modestos, la ciudad en la que se construyó el Titanic ofrece un buen número de lugares más que aceptables. Uno de ellos es Fish City, elegido Establecimiento de Marisco del Año 2019, que ha recibido numerosos galardones y al que han reconocido tener el mejor ‘Fish and Chips’ de Irlanda del Norte.

Así, este típico plato británico de pescado cobra aquí una nueva dimensión. El rebozado es fino, ligero y crujiente, nada aceitoso. El bacalao es de calidad y se sirve acompañado de un puré de guisantes y salsa tártara, y de las consabidas patatas fritas. Se puede comer en el coqueto restaurante, cuyo piso superior recuerda a la casa de un pescador, o pedir comida para llevar.

Además de ‘fish and chips’, en este restaurante, reconocido también por su política de salud y respeto medioambiental, se sirven también otros platos de pescado, marisco y ostras, además de tacos, ensaladas o hamburguesas. Tienen platos vegetarianos y opciones sin gluten.

Turismo

Tanto la ciudad de Belfast como el resto de Irlanda del Norte ofrece interesantes puntos de interés turístico, muchos de ellos escenarios de rodaje de la serie Juego de Tronos. Ya hemos hablado de la Calzada del Gigante, formada por bloques de basalto de diferente altura provocados por el enfriamiento de lava. Cerca de la calzada y de la destilería se encuentra el puente colgante de Carrick-a-rede, situado a 30 metros sobre el mar y que fue construido por los pescadores de salmón para pasar de un islote a otro.

En la ciudad de Belfast se encuentra el Centro Interactivo del Titanic en el que poder conocer todos los secretos del gran coloso del mar que se construyó en la ciudad-construido por irlandeses, hundido por los ingleses reza en alguna camiseta típica- en 1912. El Ayuntamiento, el mercado de San Jorge, el jardín botánico o la cárcel de Crumlin Road son otros puntos de interés de la ciudad.

Y no puede faltar un recorrido por los murales que recuerdan ‘The Troubles’,  los años de enfrentamiento entre católicos y protestantes, entre republicanos irlandeses y unionistas británicos, que se cobraron gran número de víctimas.

Y, por supuesto, uno no puede abandonar Belfast sin visitar alguno de sus pubs. Un lugar en el que relajarse, tomar un whiskey o comer algo ligero, escuchar música típica y disfrutar de los bailes y alegría de sus gentes. Algunos de los pubs más conocidos son Crown Liquor Saloon, de ambiente victoriano, con sus vidrieras y sus bancos de madera; Robinson’s, con música en directo y con algunos objetos que pertenecieron al Titanic; Kelly’s Cellar o Duke of York.

Belfast, todo un descubrimiento.

Artículos en imágenes

0 comentarios en La destilería más antigua del mundo

Deja tu comentario

Tu e-mail no será visible.

* Requerido

* Requerido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.